María Guardiola subraya que quiere una Extremadura alejada del machismo y la desigualdad

La presidenta del PP, María Guardiola, afirma que es responsabilidad de todos, representantes, instituciones y ciudadanía, luchar contra la lacra de la violencia machista. “El machismo es, sin duda, un problema público”.

La líder del PP incide en que los juzgados extremeños han tramitado casi 1.600 denuncias por violencia machista en los seis primeros meses del año. Esto supone un aumento del 26% respecto al mismo periodo del 2021.

María Guardiola ha citado los “datos demoledores” que ha dado a conocer el Observatorio para la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial, y que la líder del PP asevera que nos deben llevar a una reflexión compartida por todos.

“Extremadura quiere una sociedad justa y libre de violencia”, asegura Guardiola, que califica los datos de “alarmantes” y considera que no es bueno buscar eufemismos o negar que hay un problema “que atraviesa nuestra tierra de punta a punta”.

 “Como mujer, como ciudadana, como representante pública, me posiciono y actúo”, señala la presidenta del PP, que insiste en que quiere una Extremadura feminista; algo que no tiene que ser una cuestión ideológica, ni un arma arrojadiza entre izquierdas y derechas.

“Esto es pura justicia social. Un derecho. Una reivindicación. El futuro”, subraya. Asimismo, dice que que, frente al machismo, Extremadura debe tomar conciencia sobre la importancia de la igualdad.

“Debemos practicar relaciones sin violencia, contrarrestar los prejuicios, mitos y estereotipos de género, y trabajar por un cambio de patrones sociales y culturales”. Guardiola pide la total implicación de la sociedad -hombres incluidos- en la construcción de una igualdad efectiva que acabe con la violencia machista.